jueves, 3 de marzo de 2011

Comunidades pesqueras de Barranquitas recibieron campaña de prevención de VIH


(Azul+) A más de 180 kilómetros por carretera de la ciudad de Maracaibo se encuentra una creciente población pesquera y ganadera llamada Barranquitas. Corresponde a la jurisdicción del municipio Rosario de Perijá y es el único poblado costero de una vasta extensión de la sub región Perijá del Zulia.
Como parte del trabajo que realiza Acción Zuliana por la Vida en todos los municipios del esta entidad federal, el pasado miércoles 2 de marzo se realizó la primera jornada Comunitaria para la Prevención del VIH en toda el área costera Barranquitas, en la que se pudo abordar a cerca de 300 personas, muchas de ellas que viven del oficio de la pesca artesanal.
Luis Ferrebuz, director Ejecutivo de Acción Zuliana por la Vida, comentó que esta primera actividad se hizo caminando por el sector costero pues “Nuestra experiencia en las zonas pesqueras nos indica que debemos visitar los espacios de trabajo y viviendas ya que, normalmente, estas personas por sus faenas diarias se les dificulta dirigirse a espacios cerrados para charlas o talleres”.
Por su parte, Mary Carmen Aguilar, vice presidenta de la Fundación Presérvate, y quien se sumó al grupo de voluntarios para esta actividad comentó: “Esta vez Presérvate se vistió de Azul, porque parte de nuestra misión en la trabajar la desinformación en lo referente a educación sexual y allí no importa el color de la franela o el uniforme que portemos”. Así mismo  se mostró muy optimista por este nuevo trabajo conjunto que realizan las dos ONGs, “Si todas las organizaciones y fundaciones trabajaran a una misma voz, el impacto de las campañas sería mucho mayor”.
En  esta primera visita a Barranquitas  se establecieron los contactos necesarios para la realización de una actividad tipo conversatorio en el Centro de Reflexión Comunitaria, así como actividades escolares en las próximas semanas. Johan León, director General de AZUL, indicó que si bien se pudo notar que gran parte de las personas abordadas desconocían términos como el VIH, las infecciones de transmisión sexual, y muchas de ellas ni siquiera habían visto un condón “Lo positivo es que hubo receptividad y hay formas de organización ciudadana que nos permitirán realizar nuestro trabajo”, León puntualizó además “por lo que hemos visto, hay diez consejos comunales, dos consejos rurales, una asociación de pescadores, hay un grupo de jóvenes, las misiones Robinson, Ribas, Sucre y Barrio Adentro funcionan efectivamente, y también contamos con el apoyo de líderes comunitarios como la pastora María Luisa Hernández, quien nos ha abierto las puertas para hacer nuestro trabajo”.














1 comentario:

  1. barranquitas un pueblo pequeño pero su gente es de corazon gigante donde a pesar que hay muchas personas necesitadas se vive muy bien que Dios los bendiga a todos

    ResponderBorrar

Comente esta nota acá:

Promotoras de Campo Atalaya en Casigua El Cubo se organizan para realizar carteleras comunitarias sobre el COVID-19

(Azul Positivo) Campo Atalaya es una de las comunidades donde venimos trabajando desde 2018, en el centro poblado de Casigua El Cubo, en el...