jueves, 28 de enero de 2010

Tamara Adrián: “Si la ley no reconoce todos los derechos, no hay derechos”


(Azul+) Previo a la proyección del largometraje “Cheila, una casa pa´ Maíta” el pasado 24 de enero en el Centro de Arte de Maracaibo Lía Bermúdez, Tamara Adrián, reconocida activista de los derechos del colectivo sexo-diverso y docente universitaria, disertó sobre la situación de los derechos humanos en relación con el colectivo LGBT de Venezuela; “Nuestro país está en los últimos lugares en lo que respecta a estos derechos”, comentó Adrián, quien refirió además que desde 2004 se inició un proceso de reivindicación y de grandes logros en este tema en nuestro continente. Sin necesidad de comparar con Canadá o Europa, la activista mencionó que países como México, Colombia, Ecuador, Uruguay, Brasil y Argentina, por sólo citar algunos de Latinoamérica han logrado grandes avances en el reconocimiento de los derechos y la dignidad, tanto en el aspecto individual como en el de pareja.
Inició su intervención con diferenciar entre orientación sexual (¿quién me gusta?¿ La mujer, el hombre o ambos?), identidad de género (¿cómo me siento yo con respecto al rol socialmente aceptado para mi género?) y expresión de género (¿cómo me expreso con respecto a mi género ante terceros?), en este punto, explicó que existe una diversidad de posibilidades en este tema y que sería un error estereotipar.
Según los estudios que maneja Tamara Adrián, cerca del 12% de la población es gay o lésbica y un 20% bisexual, aunque “muchas personas viven en penumbras para que no se descubra su orientación sexual”, esto es, principalmente, por la homofobia generalizada que se vive en muchos países, sin embargo, Adrián comentó que hay mucho trabajo por hacer y que “la nueva frontera de la lucha es la reivindicación de estos derechos”.
Refiriéndose al caso específico de Venezuela, la directora de Diverlex, comentó que en septiembre de 2009 se bloqueó la posibilidad de avalar los derechos del colectivo lésbico gay, bisexual y trans en el proyecto de Ley de Igualdad y Equidad de Género, aprobado por la Asamblea Nacional el año pasado, documento en el que se obvió todo lo relativo a las garantías y derechos de esta parte de la población, la Ley se enfocó en la igualdad de derechos entre el hombre y la mujer, en el sentido más estrictamente biológico. Mencionó que existen intereses personales que llevan a mantener engavetadas todas la iniciativas que permitan avanzar en este sentido, finalizó enfatizando la necesidad de trabajar por la consecución de estas garantías en un sentido amplio y pleno como lo han venido alcanzando varios países de la región pues “si la ley no reconoce todos los derechos, no hay derechos”.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Comente esta nota acá:

Promotoras de Campo Atalaya en Casigua El Cubo se organizan para realizar carteleras comunitarias sobre el COVID-19

(Azul Positivo) Campo Atalaya es una de las comunidades donde venimos trabajando desde 2018, en el centro poblado de Casigua El Cubo, en el...