miércoles, 25 de marzo de 2020

Consideraciones sobre las relaciones sexuales y el COVID-19





(Azul Positivo) A ver, seamos sinceros ¿nos hemos preguntado cuáles son los riesgos de contraer el nuevo coronavirus (COVID-19) a través de las relaciones sexuales? En los canales de televisión y en las redes sociales tenemos un sinfín de llamados a lavarnos las manos regularmente, usar tapabocas y quedarse en casa, pero esta vez vamos un poco más allá.
Nos hemos tomado la libertad de traducir y adaptar unas recomendaciones emitidas por el Departamento de Salud de la ciudad de Nueva York, en Estados Unidos y tener un poco más de claridad en este tema del que, seguramente, se ha hablado poco.
Lo primero es entender que la principal forma de contagio del COVID-19 es de forma directa; al estar a menos de 3 metros de una persona que tenga la enfermedad y estornude o tosa y tengamos contactos con sus fluidos como la saliva o el moco. También está comprobado que el virus puede mantenerse activo durante varias horas sobre superficies, razón por la cual es indispensable evitar el contacto con cerraduras, manillas, pasamanos entre otros espacios que sean manipulados con mucha frecuencia y por muchas personas.
El COVID-19 no se ha encontrado en fluidos como el semen o las secreciones vaginales, sin embargo hay estudios que indican que sí se encuentra en las heces de personas infectadas con ese virus. Otras versiones de coronavirus estudiadas anteriormente han demostrado que no se transmiten eficientemente a través de las relaciones sexuales, no obstante, el COVID-19 está en plena fase de estudio por lo que todavía no hay seguridad en este aspecto.
¿Seguimos?
En estos momentos críticos tú eres tu pareja sexual más segura. La masturbación no propagará el COVID-19 ni te pondrá en riesgo, menos aún si te lavas adecuadamente las manos o lavas tus juguetes sexuales con agua y jabón al menos 20 segundos antes de usarlos y posterior a tu práctica sexual.
La próxima manera de tener sexo más seguro en tiempos de COVID-19 en con una pareja estable y con quien además convivas; de esta forma se reducen significativamente los riesgos. En la medida de lo posible, evite tener relaciones sexuales con personas fuera de su hogar y, en el caso de ser así, mientras más cerrado y pequeño sea el círculo de personas con quienes tenga contacto es menos viable la propagación del COVID-19. Quizás no sea tan necesario hablar de los riesgos con el sexo grupal.
Si usualmente eres de las personas que conoce a sus parejas sexuales en línea, o te ganas la vida teniendo relaciones sexuales es tiempo de darte una pausa y considerar los riesgos a tu salud y a la de tu círculo más inmediato. Quizás las vídeollamadas, el sexting o los chats en línea sean alternativas interesantes para el sexo seguro. Ahora bien, es recomendable desinfectar el teclado o la pantalla táctil que compartes con otras personas para ver pornografía o algún contacto sexual en línea.
Besar por supuesto que puede transmitir fácilmente el COVID-19, por lo que la recomendación es evitar besar a quien no sea de pequeño círculo de contactos cercanos.
Por otro lado, el rimming o el contacto de la boca con el ano puede propagar el COVID-19 tanto por el tema de restos de heces fecales como por la saliva. El uso del condón puede reducir el contacto con las heces o la saliva, especialmente en situaciones de sexo oral o anal.  
Lavarse las manos es ahora más importante que nunca antes y después de tener las relaciones sexuales, y en el caso de los juguetes la recomendación es usar agua tibia y jabón, para mayor efectividad.
Omita tener relaciones sexuales si usted o su pareja tienen malestar, especialmente evite los besos, pues si se trata de fiebre, tos, dolor en la garganta o problemas para respirar es probable que esté desarrollando los síntomas del COVID-19 y debe consultar a un médico cuanto antes. Si usted o su pareja tienen una enfermedad de base como enfermedades pulmonares, diabetes, cáncer, cardiopatías, VIH con recuento de linfocitos bajos, entre otras, también es preferible evitar tener relaciones sexuales.
Las personas con VIH deben mantenerse adherentes a su tratamiento antirretroviral y evitar cualquier riesgo o exposición. Por su parte las embarazadas deben mantener estricta vigilancia médica y estar atentas a cualquier síntoma o malestar.
¿Te sirvió esta información? Si es así compártela con tus contactos.
#AzulPositivo #COVID-19 #VIH #SEXO #SaludSexual #coronavirus #Sex

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Comente esta nota acá:

Estos son los medicamentos ARV disponibles en Maracaibo a partir del 19/10/20

  #ATENCION  La Secretaria de Salud del Estado Zulia ha informado en sus cuentas oficiales la llegada de los medicamentos antirretrovirales ...