miércoles, 30 de diciembre de 2009

Primer matrimonio gay de Latinoamérica se celebra en Ushuaia, Argentina


(Fuentes: Dos Manzanas y AG Magazine) Este lunes 28 de diciembre, a las 16:45 horas -hora argentina- y en Ushuaia (Tierra del Fuego) Alex Freyre y José María Di Bello se han convertido en la primera pareja del mismo sexo en contraer matrimonio en América Latina. El pasado 1 de diciembre lo intentaron en Buenos Aires, pero una actuación judicial de última hora promovida por sectores ultraconservadores lo impidió.
Alex Freyre y José María Di Bello fueron autorizados a casarse en noviembre, cuando una histórica sentencia de la jueza Gabriela Seijas apreció como inconstitucional la prohibición del matrimonio entre personas del mismo sexo e indicó al Registro Civil de Buenos Aires que debía proceder a inscribir el matrimonio. La actuación posterior de otra jueza que planteó un conflicto de competencias llevó finalmente al Gobierno de la ciudad de Buenos Aires a ordenar al Registro Civil la suspensión de la boda en tanto el Tribunal Supremo se pronunciaba.
Pero ahora la boda se ha realizado en la provincia de Tierra del Fuego con autorización expresa de la Gobernadora, Fabiana Ríos. La pareja llevaba varios días haciendo los trámites necesarios ante el Registro Civil de Ushuaia, de una forma discreta. “Acá, desde el fin del mundo o el principio, iluminamos a todos. No lo quisimos hacer público hasta terminar para evitar artilugios legales que nos impidieran casarnos. Lo que ocurrió el 1 de diciembre fue muy duro y nos causó mucho daño”, ha declarado DiBello.
“La decisión de la gobernadora Fabiana Ríos no hace más que dar cumplimiento a la sentencia de la jueza Gabriela Seijas, sentencia que está firme y debió haberse cumplido el pasado 1 de diciembre pero por una decisión administrativa del gobierno de la ciudad de Buenos Aires no pudo ser celebrada. Ahora vamos por la presentación de amparos en todo el país y a trabajar en el Congreso para que los primeros meses de 2010 el matrimonio para todas y todos sea una realidad en todo el país, un derecho garantizado por el Estado, y deje de depender de la decisión arbitraria de un funcionario o funcionaria, juez o jueza”, ha declarado por su parte Esteban Paulón, secretario general de la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (FALGBT).
La Corporación de Abogados Católicos, rabiosa
“Es nulo”, ha manifestado, refiriéndose al matrimonio de Freyre y DiBello, Eduardo Sambrizzi, representante de la Corporación de Abogados Católicos, entidad de cuyo entorno surgió la iniciativa que dio finalmente lugar a la paralización de la boda en Buenos Aires.
Según Sambrizzi, la boda ha sido “un show” y no puede ser considerada válida ya que se ha celebrado en un lugar distinto al del domicilio de la pareja, que en este caso es la ciudad de Buenos Aires. “El Código Civil, en sus artículos 186 y 188 establece que deberán casarse donde viven. Lo que pasó es como que aparezcan dos personas y le dicen al barrendero de la esquina que los case; no tiene ningún sentido”, ha manifestado, con evidente contrariedad.


Sectores reaccionarios ya se hacen oir contra el primer casamiento gay


A muchos sectores que impulsan el odio y la segregación, la noticia los tomó por sorpresa y desprevenidos. Y justamente esa fue la estrategia: llevar adelante el primer casamiento gay de Argentina y Latinoamérica sin que —como sucedió en Buenos Aires— estos grupos de la derecha y la Iglesia Católica tuvieran espacio para entorpecerlo.
Uno de los primeros en salir al cruce fue el ya tristemente conocido representante de la Corporación de Abogados Católicos, Eduardo Sambrizzi, que ya habla de la nulidad de la boda y que, según él, “forma parte de un show“.
En declaraciones al conservador diario La Nación, el abogado dijo que “la ceremonia contradice el artículo 172 del Código Civil, que impide el matrimonio entre personas del mismo sexo (…) El Código Civil, en sus artículos 186 y 188, establece que deberán casarse donde viven. Lo que pasó es como que aparezcan dos personas y le dicen al barrendero de la esquina que los case”. El abogado no tuvo en cuenta en sus declaraciones que tanto Alex como José María asentaron su domicilio legal en la ciudad de Ushuaia y en base a eso, entre otros trámites, pudieron celebrar su enlace civil.
Las críticas desde los oscuros claustros católicos no tardaron en llegar: “Es) un atentado contra la supervivencia de la especie humana”, dijo el monseñor Juan Carlos Romanín, obispo de la ciudad de Río Gallegos, en Tierra del Fuego, en declaraciones a la prensa local en las que admitió que la materialización del primer matrimonio gay en Argentina lo había tomado por sorpresa y que acompañará “pastoralmente a la feligresía fueguina en este difícil momento”.
Hoy Alex Freyre y José María Di Bello, de vuelta en Buenos Aires, dieron una conferencia de prensa en la que confirmaron la legalidad del acto realizado ayer: “Aquí no hubo nada ilegal. Nuestro matrimonio es legal en todo el matrimonio del país” subrayó Freyre confirmando que el trámite realizado ayer le otorga validez a su casamiento civil en todo el territorio nacional.
“No se puede decir que si alguien se casa en Tierra del Fuego en Córdoba no vale… ¡Qué Constitución leen esas personas!” exclamó indigando Alex frente a los trascendidos que hablan del acotado alcance de su enlace. “Si una pareja se casa en Tierra del Fuego ese matrimonio es válido para todo el país” puntualizó.
Las amenazas cobardes
Otro tristemente conocido personaje como es el abogado Pedro Andereggen, uno de los que se opuso al matrimonio entre Alex Freyre y José María Di Bello en Buenos Aires (y miembro del grupo reaccionario que impulsó decenas de pedidos de medidas cautelares con dinero aportado por la Iglesia Católica), quiso empañar la noticia advirtiendo que, según él cree, puede recaer sobre la gobernadora Fabiana Ríos una denuncia penal por incurrir en desobediencia que, por supuesto, él mismo se encargaría de gestionar.
“Esto que ha hecho la gobernadora es de una ilegalidad manifiesta (…) Un gobernador de provincia se puso por encima de una ley del Congreso, que es el Código Civil (…). Cómo va a venir a pretender que tiene facultades”, dijo Andereggen que, consideró, “la gobernadora desobedeció una orden de no innovar”. “Vamos a analizar si corresponde una denuncia penal. Yo creo que es muy factible que se haya incurrido en un delito: ordenó la celebración de un matrimonio ilegal, eso está penado por el Código Penal”, sostuvo. “El estado parece que está a favor de unos supuestos pretendidos derechos que están en contra de la ley”, continuó el magistrado. Y finalizó: “Este matrimonio es inexistencia (…).Va contra la naturaleza lógica y la naturaleza moral de las cosas. Eso nunca va a ser un matrimonio”.
Código y Constitución
“Hay que conocer el derecho antes de hablar. Es cierto: la ley de matrimonio vigente impide que parejas del mismo sexo se casen. Pero por sobre esa ley está la Constitución que es la ley máxima y esa ley lo habilita. Estamos habilitados por la Constitución” señaló Alex Freyre quien adelantó además que “esa ley se va a modificar en el Congreso” y que la Corte Suprema de Justicia emitirá un fallo histórico en favor de los reclamos de matrimonio para parejas homosexuales.
Gobernadora valiente
Por su parte, la gobernadora fueguina aseguró no estar preocupada por cualquier denuncia que pueda recibir tras esta polémica decisión. “Yo soy responsable de mis actos porque los hago en el sentido de la voluntad y el sentido común que me asiste. De cada uno de mis actos me hago responsable”, sentenció Fabiana Ríos en tanto que explicó que en su provincia podrán tomarse medidas similares siempre y cuando cuenten “con un fallo firme de inconstitucionalidad” frente a una norma de menor rango, que en este caso es el Código Civil. “Si ese fallo firme de inconstitucionalidad no hubiera existido, no se podría” haber casado a Alex y a José María, finalizó.
Rosario siempre estuvo cerca
Tras la decisión tomada por Fabiana Ríos, política de claro perfil autenticamente progresista comprometida con los derechos humanos y las libertades, inmediatamente surgió la interrogante de cómo afrontaría Hermes Binner, gobermador de Santa Fe de las filas del socialismo, un pedido similar en el ámbito provincial, teniendo en cuenta que tanto él como Ríos firmaron la Declaración Nacional sobre Diversidad Sexual y Derechos que garantiza y promueve, entre otros reclamos, el acceso al matrimonio para parejas del mismo sexo.
Binner hasta ahora evitó pronunciarse de lleno al respecto puesto que no existe ningún pedido formal igual al que Alex y José María elevaron ante la gobernación de Tierra del Fuego para que, mediante un recurso jerárquico, se de orden al Registro Civil para que los case.
No obstante, desde el activismo LGBT ya están pensando en solicitar una entrevista con el ministro de gobierno provincial, Antonio Bonfatti, para que la administración socialista les comunique fehacientemente que posición va a tomar respecto al tema y a posibles pedidos de parejas que obtengan fallos favorables en esta provincia o en otras jurisdicciones del país.
Actualmente una docena de recursos de amparo se asentaron en la Justicia santafesina y una pareja gay, la de Oscar Marvich y Martín Peretti Scioli, está esperando la sentencia de la Cámara de Apelaciones provincial después de obtener un fallo desfavorable en primera instancia.
Si cualquiera de esas parejas fuera alcanzada por una resolución positiva a su pedido, el gobernador Hermes Binner deberá decidir si, como lo hizo Fabiana Ríos, emite un decreto para que el Registro Civil de esta jurisdicción celebre el matrimonio

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Comente esta nota acá:

¿Qué piensan las personas sobre el COVID-19 en Venezuela?

¿Qué piensan las personas sobre el COVID-19 en Venezuela? Esta pregunta tiene mucha relevancia en estos tiempos de pandemia, luego que se de...