jueves, 10 de abril de 2008

Una molécula activa frente al VIH y la hepatitis C


Su novedoso mecanismo de acción permite que se investigue tanto para la prevención como el tratamiento de ambas enfermedades

Francesc Martínez - 09/04/2008

La búsqueda de nuevos mecanismos para tratar la infección y generar nuevos antirretrovirales es esencial para la mejora de la terapia anti-VIH. Una nueva molécula está siendo investigada en EE UU con resultados prometedores. Un nuevo péptido sintético derivado de una proteína del virus de la hepatitis C (VHC) y conocido como C5A podría constituir un potente fármaco para el tratamiento de la hepatitis C y la infección por VIH. El fármaco, que se encuentra todavía en fase experimental, se ha mostrado efectivo in vitro y altamente tolerable en roedores (sin presentar toxicidad en concentraciones 200 veces mayores que las efectivas in vitro). Se ha sugerido que su acción puede basarse en su particular estructura helicoidal con partes hidrófilas y lipófilas, de manera que se introduce en la bicapa lipídica de la cubierta de ambos virus y la daña por la torsión a la que la somete. Sin una cubierta intacta, ninguno de los dos virus puede producir infección. No obstante, los investigadores afirman que la estructura de la proteína no explica por sí sola la actividad antiviral, por lo que nuevos mecanismos de acción pueden esconderse tras esta molécula.Los estudios desarrollados han demostrado que el péptido previene la infección de los macrófagos y de las células dendríticas, así como de las células CD4. La efectividad se da, incluso, en virus multirresistentes. La capacidad del C5A de bloquear la infección de las células dendríticas y de evitar la transmigración del VIH a través del epitelio genital pueden convertirlo en una herramienta capaz para detener la entrada del virus en el organismo.Como la acción del C5A se focaliza sobre la membrana lipídica del virus, éste no puede desarrollar resistencia siguiendo el mismo mecanismo que con los antirretrovirales existentes (en el caso del VIH) o con los que están en desarrollo (en el caso del VHC). Por este mismo motivo, podría tratarse de un excelente candidato para ser utilizado en terapia combinada con los tipos de antirretrovirales ahora disponibles. La capacidad antiviral e inhibidora de la infección de diferentes líneas celulares puede tener suma importancia para el uso de C5A como microbicida. El particular mecanismo de acción de este péptido sintético podría convertirlo en el primer fármaco de una nueva familia de antirretrovirales, que sería la primera con acción sobre el VHC además de sobre el VIH. La acción extracelular es, asimismo, novedosa por su potencial capacidad profiláctica pre- y post-exposición.La proteína ha evidenciado también efectividad sobre algunos flavivirus (familia a la que pertenecen el dengue y la fiebre amarilla) y los paramixovirus (implicados en infecciones respiratorias), por lo que la importancia de la molécula podría ser enorme.Todas estas expectativas, sin embargo, pueden quedar en papel mojado cuando esta molécula pase a probarse en humanos. Cada año, miles de candidatos a fármacos son descartados cuando se comprueba que lo que se observó en el tubo de ensayo y en animales no se corresponde con lo que ocurre cuando se administra en humanos. En este momento, el fármaco se encuentra en fase preclínica. El Scripps Research Institute de California (EE UU), la institución privada sin ánimo de lucro que conduce su desarrollo, está actualmente en contacto con la industria para entrar en fase clínica.Fuente: Medscape/Reuters/Elaboración propia.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Comente esta nota acá:

Azul Positivo ofrece pruebas rápidas seguras y gratuitas como parte de nuestra respuesta al VIH y el Sida

Este 1 de diciembre conmemoramos el Día internacional de la Respuesta al VIH y el Sida , una fecha escogida por la Organización Mundial de l...