martes, 12 de febrero de 2008

Infecciones oportunistas

Por: Johan León

Dentro de la cantidad de mitos que rodean la epidemia del VH / SIDA, está el que le atribuye determinados síntomas a la etapa terminal de esta enfermedad. El Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) avanza replicándose progresivamente y eliminando a su paso las células blancas que componen el sistema de defensas del cuerpo. Una vez afectado el sistema inmunológico, y deprimida la capacidad de respuesta ante los virus, bacterias, hongos y parásitos ajenos, entran en juego las infecciones oportunistas (IO).
Se les califica como Infecciones Oportunistas porque se desarrollan en el momento que el sistema inmunológico se encuentra vulnerable y afectado ante el avance del VIH, es precisamente en esta etapa cuando se empiezan a presentar signos y síntomas que usualmente vinculamos con el SIDA, pero que son producidos por otros agentes que aprovechan la debilidad del cuerpo.
Cuando el recuento de las células T (CD4) es inferior a 200, se diagnostica que la persona ha entrado en la fase SIDA y es muy probable que se empiecen a manifestar las IO. Dentro del inmenso listado de infecciones oportunistas (que se incrementa constantemente) podemos ubicar las siguientes: Tuberculosis, Herpes simple y Herpes Zoster (culebrilla), Sífilis, Citomegalovirus, Histoplasmosis, Linfomas, Sarcoma de Kaposi, Meningitis, Virus de Papiloma Humano (VPH), Hepatitis B y C, enfermedades respiratorias bacterianas, Síndrome de deterioro o desgaste pregresivo, Micobacterium Kanasii, cáncer anal, cáncer cervical, Toxoplasmosis, Candidiasis, Neumonía (por Pneumocystis Carinii), complejo de demencia, entre muchas otras.
Si bien las IO están íntimamente ligadas al SIDA, es necesario recordar que sólo con un tratamiento efectivo (el cual además de los medicamentos Antirretro-virales incluye una dieta balanceada, estabilidad emocional, consultas médi-cas continuas, ejercicios y vitaminas) se puede mantener fuerte el sistema inmunológico, lo que impediría, en gran medida el ataque de estas infecciones.
Una de ellas: El Herpes simple
Es producido por un virus llamado Herpes Simple. Afecta principalmente en la boca (herpes oral) y en los genitales (herpes genital), a pesar de tener un tratamiento no existe aún una cura definitiva. Producido por dos tipos de virus, el VHS-1 y VHS-2, es una infección muy común en la población general, pero es aún más frecuente entre las personas que viven con VIH independientemente de su nivel de células T. En estos casos pueden ser más duraderas, incluso más dolorosas y se pueden transmitir a otras personas por el beso, el sexo oral, anal y genital y esta probabilidad es más elevada cuando el brote herpético está presente. El tratamiento consiste generalmente en Acyclovir, Valacyclovir o Famciclovir, sin embargo es necesario consultar con el médico tratante para ser más asertivos en el tratamiento.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Comente esta nota acá:

Promotoras de Campo Atalaya en Casigua El Cubo se organizan para realizar carteleras comunitarias sobre el COVID-19

(Azul Positivo) Campo Atalaya es una de las comunidades donde venimos trabajando desde 2018, en el centro poblado de Casigua El Cubo, en el...